LORENZO

LORENZO Lorenzo llegó a nuestro refugio muy enfermito.
Aunque tenia ánimos para estar cerca de las voluntarias, nos dimos cuenta que cada día estaba mas débil. Creímos que tenia leishmania, ya que parecía tener esos síntomas pero cuando hicimos las analíticas, nos enteramos que era algo peor aun; el temible moquillo.
Lorenzo fue puesto en cuarentena y lo mimamos mucho para intentar que saliera adelante. Especialmente nuestra compañera Carmelita, a la que queremos agradecer su trato tan humano y cariñosa con el. Aunque luchó hasta el final, no pudo superar esta terrible enfermedad y ahora descansa al otro lado del arco iris. Nuestro consuelo es que no murió solo en esa finca donde fue encontrado abandonado y desamparado. Gracias a todos los que habeis querido y cuidado de nuestro Lorenzo. Ahora brilla como una estrella mas en el cielo.